Tom Daly

State assembly

N/A
District Party Score
AD-69 democrat

Cualquier conversación acerca de Demócratas decepcionantes que favorecen a las corporaciones en Sacramento empieza con Tom Daly. No vamos a andar con rodeos: Daly es un desastre total como asambleísta. No solo apoya políticas retrógradas, sino que también lo hace vez tras vez, a pesar de representar uno de los distritos electorales más progresistas del estado.

El distrito 69 de Daly, que abarca partes del condado de Orange como Anaheim, Garden Grove y Santa Ana, ocupa el lugar 25 de 80 entre los distritos que apoyan iniciativas electorales progresistas. Pero uno nunca lo sabría dada la forma en que Daly vota. Este año consiguió una calificación patética de Courage de 25, entre los cinco peores Demócratas de toda la Asamblea. Ningún miembro de la Sala de la Vergüenza actual o en el pasado jamás ha estado tan desfasado con su distrito como lo está Tom Daly.

En 2018, el distrito AD-69 mostro bastante apoyo y votaron un 61% a favor de la Proposición 1, una iniciativa para apoyar la vivienda asequible para residentes de bajos recursos, veteranos, trabajadores agrícolas y otros grupos. El distrito de Daly no solo les gustó la idea sino que les encantó, ya que un 5% más apoyó la iniciativa que el promedio estatal de votantes. ¿Y qué hizo Tom Daly cuando tuvo la oportunidad de mitigar la crisis de vivienda en California mediante la construcción de vivienda asequible? Votó en contra de proteger a los inquilinos de los aumentos incontrolados de las rentas y de los desalojos arbitrarios (AB1482), y ni siquiera se molestó en votar por una iniciativa para financiar la vivienda asequible en la zona de la Bahía (AB1487). También se ausentó cuando le tocaba votar sobre el SB329, el cual protege a los beneficiarios de la Sección 8 para que no se les niegue la vivienda.

¿Un distrito que claramente considera que tener más vivienda asequible es una solución a la crisis de la vivienda, o un representante que dice que no o decide esconderse cuando hay que votar sobre el tema? La respuesta es fácil.

En caso de que apenas nos esté sintonizando, el no votar (NVR, siglas en inglés) tiene el mismo efecto para la aprobación de los proyectos de ley en la Asamblea como votar NO.  Significa que es un voto menos de los 41 que se requieren para su aprobación, y Tom Daly acostumbra a evadirse con los NVR.

Él no votó sobre los proyectos de ley para proteger el medio ambiente de California contra el desmantelamiento de las protecciones por Trump (SB1), y protegernos de los pozos petroleros abandonados que se están derramando (AB1328). Se negó a votar para fortalecer a las escuelas públicas, dando a los distritos escolares más control sobre las peticiones de las escuelas autónomas (“charters”) (AB1505) y no votó para informar a los votantes sobre los impuestos que podrían financiar la educación (AB268). Se negó a votar para proteger a los trabajadores de las cláusulas nocivas de arbitraje obligatorio (AB51) y las disposiciones que impiden la recontratación (AB749) de los que han sido acosados en el trabajo.

Recurrió al NVR (negarse a votar) vez tras vez.  aly se ha negado a votar tantas veces que parece disco rallado.

En repetidas ocasiones Daly se ha negado a tomar una posición sobre los asuntos importantes, y cuando lo hace ha votado muchas veces con los conservadores, como cuando se puso del lado de Wall Street contra los bancos financiados con fondos públicos (SB857) y cuando negó el derecho de los pacientes de quedarse con Medi-Cal para que las compañías de diálisis chuecas no exploten el sistema de salud para embolsarse billones de dólares (AB290).

Daly es una vergüenza para su distrito, el cual sigue haciéndose más progresista cada año.  Sin embargo, no esperamos que cambie; así es él. Hace rato en 1991 Daly fue mencionado en el L.A. Times por recibir un dineral de los cabilderos mientras formaba parte del Consejo Municipal de Anaheim. Treinta años después, aún está dando prioridad a las corporaciones en en lugar de la comunidad. 

Contact Tom Daly

    NOTE: Although you may be disappointed with your representative, please be respectful. Use this opportunity to offer constructive feedback. Please abstain from negative, disparaging language, including, but not limited to: expletives, comments about race, gender identity, sexual orientation, ethnicity or religion, and anything specific to appearance.